viernes, 30 de noviembre de 2012

LA CONTAMINACIÓN URBANA


La contaminación urbana supone toda emisión negativa sobre el ambiente y el deterioro de la percepción visual del espacio en el que vives, con consecuencias negativas para la calidad de vida de la población. En el funcionamiento de las zonas urbanas se producen grandes cantidades de desechos, contaminación del suelo y las aguas, contaminación acústica (ruidos), emisiones de gases tóxicos y partículas a la atmósfera.

Como hemos visto, existen diferentes tipos de contaminación ambiental que pueden producir perjuicios en los habitantes de la ciudad. La contaminación sonora puede provocar una pérdida de audición o hasta sordera. Las contaminación electromagnética por generación de campos magnéticos o la contaminación visual cuando nos vemos inundados de carteles, imágenes y colores; que superan nuestra capacidad de absorción, y a su vez, alteran nuestro sistema nervioso central.

DEFINICIÓN DEL IMPACTO CAUSADO

La palabra inglesa smog (de smoke: humo y fog: niebla) sirve para definir la contaminación atmosférica que se produce en algunas ciudades como resultado de la combinación de diversos contaminantes y de una climatología concreta. El llamado smog industrial ha estado presente en algunas ciudades, como Londres o Chicago, con mucha industria, en las que, hasta hace poco tiempo se quemaban grandes cantidades de carbón y petróleo pesado con mucho azufre. 
Como consecuencia se formaba una mezcla de dióxido de azufre, gotitas de ácido sulfúrico y partículas sólidas en suspensión, que originan una espesa niebla cargada de contaminantes con efectos muy nocivos para la salud y para la conservación de edificios. En diciembre de 1952 se produjo el “gran smog” en Londres causando más de 12.000 muertos y 100.000 heridos. En países con fuertes procesos de industrialización y escaso control ambiental, como China, todavía es un grave problema en varias ciudades.


Los principales contaminantes atmosféricos urbanos son:
  •           Monóxido (CO) y Dióxido de Carbono (CO2)
  •           Óxidos de Azufre (SOx)
  •           Óxidos de Nitrógeno (NOx)
  •           Hidrocarburos (HC) y Compuestos orgánicos volátiles (COVs)
  •           Partículas (PM)
  •           Ozono troposférico (O3)

En muchas ciudades el principal problema de contaminación es el llamado smog fotoquímico. Se trata de una mezcla de contaminantes de origen primario con otros secundarios (ozono).


Para limitar las emisiones de estos contaminantes por los vehículos se han aprobado varias normativas europeas desde el año 1992 (EURO I). Obligando a los fabricantes a mejorar su tecnología para este propósito. Para comprobar los límetes máximos en g/km recorrido adjuntamos la siguiente tabla:


El monóxido de carbono es un gas muy tóxico, incoloro e inodoro producido por la combustión incompleta, sobre todo en los motores de gasolina.

Las partículas pueden permanecer suspendidas en la atmósfera varios días. Las más pequeñas son especialmente tóxicas para las personas y, en las ciudades suponen uno de los principales riesgos para la salud humana por la mala calidad del aire.


ORIGEN DEL PROBLEMA

El origen de la contaminación atmosférica se debe fundamentalmente a la combustión de miles de vehículos que circulan por sus calles a diario, las emisiones por las grandes fábricas, y en tercer lugar por los sistemas de calefacción. Entonces podemos establecer las causas siguientes principales:

  • Incremento de la movilidad urbana: el crecimiento de las ciudades tanto en habitantes como en superficie y las mayores necesidades de movilidad en la sociedad actual han motivado el uso masivo de vehículos generando grandes emisiones a la atmósfera.
  • El desarrollo industrial: los procesos de fabricación en las industrias que generan gases y partículas contaminantes.
  • Los sistemas de calefacción: la utilización de calderas de carbón para la calefacción de los edificios, sobre todo en invierno, genera emisiones contaminantes.
En lugares donde la estabilidad atmosférica es grande la acumulación de estos contaminantes puede provocar problemas serios, como es el caso de Madrid en invierno, días fríos con poco viento y sin lluvia.



CONSECUENCIAS QUE TIENE PARA LA HUMANIDAD Y PARA EL MEDIO AMBIENTE

Los efectos de la mala calidad del aire de las ciudades se muestran sobre:
  • La salud de las personas
  • Los edificios y monumentos
  • Las plantas

La combinación de ciertos óxidos (SOx, NOx) con el agua de lluvía genera compuestos tóxicos para las personas, las plantas y muy dañinos para ciertos materiales constructivos deteriorando monumentos.
La deposición de las partículas en las hojas dificultan la fotosintesís y el crecimientos de los vegetales. En las personas se ha demostrado que pueden llegar a producir cáncer.
POSIBLES SOLUCIONES PARA LA CONTAMINACIÓN URBANA

Para limitar las emisiones atmosféricas del transporte podemos aplicar las siguientes soluciones:
  • Favorecer la movilidad peatonal en la ciudad: Calles peatonales, aceras amplias, sin obstáculos con árboles y sombra para que sea agradable el paseo y la estancia.
  • Fomentar la vegetación en la ciudad: plantar árboles en todas las calles y plazas posibles. Crear parques y jardines.
  • Favorecer otros medios de transporte: Carril bici, aparcamientos para bicicletas, crear espacios para el transporte de las bicicletas en el tren y en el metro.
  • Fomentar el transporte público: Elevar los impuestos a los vehículos particulares o peajes para entrar al centro de la ciudad. Restringir el aparcamiento y el acceso a los no residentes. Crear aparcamientos disuasorios para coches privados en nudos de transporte. Reservar carriles para los autobuses. Desarrollar una red de metro amplia.
  • Utilizar vehículos menos contaminantes: Con motor eléctrico o híbridos (eléctrico + combustible). Qué utilicen combustibles poco contaminantes como el gas natural o el etanol.


Para limitar las emisiones industriales:
  • Ordenación Urbana: Separando las zonas residenciales donde se ubican las viviendas de las zonas industriales donde hay fábricas. Es decir, sacar las fabricas a las afueras de la ciudad (polígonos industriales).
  • Control de las emisiones: Colocando filtros en las chimeneas de las fábricas que expulsen humos tóxicos.
  • Mejoras tecnológicas: Utilizar en los procesos industriales tecnologías menos contaminantes y más eficientes.

Para limitar las emisiones por las calefacciones:

  • Eficiencia energética: Utilizar sistemas de calefacción más eficientes y mejorar los aislamientos de los edificios para disminuir las pérdidas.
  • Mejoras tecnológicas: Sustituir las calderas de carbón y gasóleo por las de gas natural. Y utilizar los sistemas más avanzados y con mayor rendimiento.

Muchas de estas medidas se pueden llevar a cabo con los impuestos recaudados a los propietarios de vehículos privados.

Os mostramos un vídeo del "Smog":







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada